Archivo de entradas

Buscar en el blog

Archivado por enero, 2015

La respiración en Yoga: Pranayama

Según la filosofía yóguica, el Pranayama o “ciencia del control de la respiración”, es una de las partes más importantes del Yoga. En ella, el “Prana” es la energía vital del universo que, conducida a través del aire (“Pavan”, en idioma sanscrito), es asimilado por nuestro cuerpo y lo llena de vida.

Todos los procesos que se dan dentro de nuestro cuerpo tienen una relación directa y muy estrecha con la forma en la que respiramos, de ahí la importancia del Pranayama.

Los beneficios que podemos obtener a través del Pranayama son numerosos y se extienden desde el plano físico (revitalización general del cuerpo por el aumento del grado de oxígeno en la sangre, aumento de la capacidad pulmonar con la práctica del control de la respiración…) hasta el plano mental-emocional (el controlar nuestra respiración nos permite hacer lo propio sobre diversos patrones de respuesta emocional referidos por ejemplo al miedo o ansiedad, al estar directamente relacionada la respiración con nuestro Sistema Nervioso).

Aunque existen varios tipos de Pranayama, es la respiración denominada como “completa” la que se practica con más frecuencia al inicio y al final de la sesión de yoga, sobre todo en grupos de principiantes (no por ello, pierde su importancia o tiene menos beneficios que otro tipo).

Teniendo en cuenta que las dos secuencias (inhalación y exhalación) han de realizarse a través de la nariz, se van llenando los pulmones de aire al inhalar, desde su parte inferior hasta la parte superior, y se vacían al exhalar pero siguiendo un ritmo inverso: vaciando primero la parte superior y terminando por la parte inferior de los pulmones.

Tal y como podemos observar en la siguiente ilustración, deberíamos respirar haciendo que tanto el pecho como la zona de los hombros permanecieran lo más quietos posible, siendo la zona lateral de las costillas la que estuviera en movimiento: expandiéndose hacia los lados al inhalar y contrayéndose al exhalar.

 

 

Respiración Completa - Yoga

Respiración Completa – Yoga

 

Otras recomendaciones a la hora de la práctica del Pranayama durante una sesión de Yoga serían:

– La de exhalar profundamente antes de comenzar la práctica del Pranayama, con el propósito de eliminar todo resto de aire residual de nuestros pulmones

– Comenzar tumbados en la postura de Savasana (Postura del Cadáver) y colocando una mano en el diafragma y otra justo arriba del pecho, para ser realmente conscientes de nuestro ritmo y comprobar si nuestro pecho se hincha, en cuyo caso habremos de modificar la práctica

 

¿Quieres comprobar por ti misma todos los beneficios del Pranayama? ¡En ese caso te invitamos a que pruebes una de nuestras clases!

Ponte en contacto con nosotros, Dona 10 es uno de los centros de referencia en Barcelona, donde puedes practicar Hatha Yoga, Dinamic Yoga y Kundalini Yoga.

 

¡Además tú eliges dónde!:

Dona 10 Mallorca

Dona 10 Còrsega

Dona 10 Alfons XII

 

¡Te esperamos! 😉

 

Si este post ha sido de tu agrado te agradecemos que lo compartas con tus amigos, y si quieres añadir algo más, ¡No dudes en dejarnos un comentario!

Recuerda que también nos puedes encontrar en Facebook y en Twitter, ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo post!

No dejes de visitar nuestra web www.dona10.com si deseas más información.

Artículo escrito por Sonia Arz Sola